La Presentación de FINANCIX

por | 20 Jun 2018

La Presentación de Financix debería comenzar diciendo que soy unos los muchos programas ERP que estamos en el mercado. Mi nombre completo es Financix ERP, pero los que me conocen, en honor a los sistemas UNIX, me llaman Financix a secas, y reconozco que soy un poco rebelde. Con todos mis algoritmos me dedico a masticar información capturada, elaborarla y escupirla en muchos formatos. Soy un fan de la innovación y mi Programador siempre tiene alguna idea nueva, poniendo la imaginación al servicio de la técnica.

Presentación de Financix: ¿Quién nos crea?

Nuestros creadores son los Analistas, Programadores y Jefes, y todos ellos pertenecen a los Dueños. Los Dueños siempre deciden que tengamos muchos Analistas, Programadores y Jefes. El tiempo me ha demostrado que tenemos una calidad inversamente proporcional al cuadrado del número de Analistas más Programadores más Jefes. La fórmula es: Cal = cD / (A+P+J) ², donde Kd es la constante de Dorsey descubierta por mi Programador. Muchas veces los Dueños despiden a sus empleados, viniendo otros nuevos, lo que nos introduce un interesante punto de caos. Yo tengo la suerte de que solo me hizo un Analista/Programador, durante muchos años y algunas versiones. De hecho, era el único Jefe y uno de los Dueños ¡Así vivo tan feliz!

¿Quién nos usa?

Nos han creado básicamente para que nos usen los empleados de las compañías, a los que llamaré siempre Usuarios con mayúscula. La decisión de quien nos adopta es de los empleadores de los Usuarios, dueños de las compañías. Además, nuestra elección no siempre está sujeta a parámetros de calidad o servicio. Por otro lado, si el Usuario no sabe usarnos correctamente, o directamente nos han creado con taras, podrá echarnos la culpa. Eso sí, como el dueño de la compañía es el que ha decidido nuestra adopción, el Usuario tiene todas las de perder y siempre pierde.

Mis Hermanos

En la Presentación de Financix no podría dejar de hablar de mis hermanos. Casi todos son muy interesados, es decir, no suelen tener compasión con quien no puede comprarlos o alquilarlos. Algunos pertenecen a la élite, se pavonean en grades eventos y su poder económico les abre todas las puertas, aunque sus tripas no huelan nada bien. Otros son hijos de padres que dominan el mundo tecnológico; pero que sólo los tienen porque hay que tener todo tipo de hijos en el mercado. También tengo muchos hermanos que son adosados, hijos nacidos de una relación espúrea que nada tenía que ver con nosotros. No me llevo muy bien con ellos.

Muchos de mis hermanos se comunican con su padre cuando los pones a funcionar, y conversan, y su padre toma notas. A mí no me han dotado de esa capacidad. Y no me siento triste porque así estoy seguro de que no engaño a nadie.

Nuestros Grandes Hermanos

Somos seres que dependemos mucho de lo dicten nuestros Grandes Hermanos, la Diosa Tributaria del Universo, a la que llamo Atea, los Caballeros Financieros del Globo, a los que llamo Bacos, y varias organizaciones de Dominantes Normativos, que reconozco por el nombre genérico de Sucial. A veces, estos Grandes Hermanos se alían con algunos Dueños para cambiar las normas y aumentan exponencialmente sus ingresos.

Nuestro Rendimiento

En la Presentación de Financix no podría dejar aparte el aspecto del rendimiento. Lo que solemos hacer es manejar registros a una gran velocidad, o eso deberíamos hacer. Para entendernos y simplificar, un registro puede ser una factura, un cobro o un cliente. Estamos preparados para gestionar miles, cientos de miles o millones de registros. Lo malo de esto es que no todos mis hermanos están preparados para cientos de miles o millones de registros; languidecen en esa situación, se vuelven vagos y complican la vida a los Usuarios. Yo soy capaz de manejar mil registros o diez millones con el mismo rendimiento.

Volcado con las causas justas

Te iré demostrando que puede adoptarme. Te voy a enseñar a usarme de una forma sencilla y clara mediante videos. Me actualizaré cuando haya mejoras, cambios o nuevos desarrollos, y todo esto de forma gratuita, sin coste alguno, para siempre y sin ningún tipo de compromiso. ¿No te lo crees? Continuará…

Espero que la Presentación de Financix despierte, por lo menos, un poco de curiosidad, y que pueda enseñaros una gran cantidad de aspectos de este mercado. Además, mostraros mi rebeldía con alguna crítica fundamentada en los muchos años que ya tengo.

Pin It on Pinterest