Miedo al cambio en los sistemas de gestión-II

por | 2 Ago 2018

El miedo al cambio de sistema

Hablábamos en un artículo anterior, acerca del miedo, específicamente del miedo al cambio, y de cómo ese miedo condiciona cada una de las decisiones que tomamos. Nos centrábamos en ese hecho dentro del ámbito empresarial o de negocio y concretamente en el miedo de cambiar de sistema de gestión.

¿Por qué si un ERP es el sistema idóneo para gestionar cualquier organización, independientemente de su tamaño; tenemos miedo a enfrentarnos a uno de ellos?

Supongo que será por los siguientes puntos:

• Miedo al desembolso económico.
• Miedo a la falta de conocimientos financieros/tributarios o al aprendizaje en el uso del ERP.
• Miedo al trastorno de la implantación en el normal devenir de tu negocio.
• Miedo a que, una vez superados los puntos anteriores, el ERP no cumpla con las expectativas creadas.

Aquí es dónde entrarían en valoración las claves del miedo al cambio mencionadas en el anterior artículo, cada una de ellas aplicadas en una u otra medida, según la circunstancia de cada persona, su entorno, etc.
Pero, sobre todo, lo que más nos suele atemorizar en un cambio de este tipo es la incertidumbre. El desconocimiento de las consecuencias que puede acarrear cualquiera de nuestras decisiones…

Miedo al desembolso económico

El miedo no es una situación placentera, como no lo es un gran desembolso económico.

¿Los ERP son caros? Sí, lo son. Y no sólo eso, algunos extraordinariamente caros…

El precio del software, la infraestructura de hardware, licencias en muchos casos, la carga de datos, la implantación y cómo no, la formación necesaria para su uso, suelen elevar sobremanera el monto total de una operación de este tipo.

Imaginemos ahora que unos locos crean un ERP y nos lo regalan. No por un período de prueba, no; para siempre. Nos dan un ejecutable para instalar en el ordenador y nos dicen que es una versión para un único Usuario; pero nos garantizan sin ningún coste, actualizaciones gratuitas y de por vida por mejoras en el software, inclusión de nuevos módulos o cambios en la legislación.

Las grandes empresas requieren de muchos Usuarios trabajando al unísono en la gestión de las mismas, por lo que es lógico pensar que, un ofrecimiento de ese tipo puede ser atractivo únicamente para determinadas Organizaciones. En realidad, las grandes Empresas cuentan con medios más que suficientes para adquirir e implantar cualquier medio de gestión. Probablemente, lo tengan ya hecho hace mucho tiempo.

Pero si tenemos una pequeña o mediana Empresa, e hipotéticamente nos regalasen el citado ERP, nos cargaríamos de un plumazo ese primer miedo al excesivo coste económico de este tipo de software. Más tarde nos plantearemos si necesitamos de más Usuarios, pero de momento, tenemos un ERP que podremos testar, probar, estrujar… Sin ningún límite de tiempo y de forma gratuita. Tendremos una estupenda ocasión para comprobar si ese producto se ajusta a las necesidades de nuestra Organización.

De momento, ya disponemos de un ERP y a coste cero.

Quién dijo miedo…

El artículo continuará en una tercera entrega.

Pin It on Pinterest